¿Qué casa es ideal comprar aunque necesite reformas?

La respuesta es esa casa que todos querrán en el futuro, pero nadie la quiere en este momento!»

¿Y por qué nadie la quiere ahora?

Fácil!

Se trata de viviendas con instalaciones anticuadas, pinturas desconchadas, suelos gastados… esto desanima a cualquier persona a la hora de comprar una casa ya que la mayoría de la gente busca una casa nueva o en muy buen estado para entrar a vivir sin ningún tipo de complicación.

Por eso debes tener en cuenta varios factores a la hora de decidirte a comprar una casa que necesita reformas ya sea para usarla como vivienda propia o para ponerla en el mercado de nuevo tras la reforma que realices:

1) Ubicación 

Busca un vecindario o zona atractiva o prometedora: Muchas veces incluso casas de lujo son despreciadas por estar en zonas difíciles como intersecciones cerca de la carretera, próximas a vertederos o lugares muy concurridos. Asegurate de que la ubicación sea de tu agrado para que tu vivienda, además de bonita sea tranquila y cómoda. Recuerda que en una vivienda prácticamente todo se puede cambiar (con mayor o menor coste) excepto la ubicación.

2) Disposición

El diseño debe fluir de forma lógica. Ejemplo: los dormitorios deben estar cerca de los baños y la cocina cerca del comedor. Por lo tanto fíjate en la distribución de la casa y a ser posible consigue los planos de la vivienda antes de tomar una decisión definitiva. Acto seguido asesórate por un especialista para que te ayude a preparar la nueva distribución. Una casa con un salón amplio y tres habitaciones va a ser más fácil de vender en el futuro que una con dos habitaciones, ya que existe más demanda de este tipo. Ten en cuenta también los baños, siempre será mejor una casa con dos baños o un aseo y un baño que simplemente con uno baño para todos.

3) ¿Necesitarás hacer reformas fáciles o costosas?

Hay que saber diferenciar entre soluciones fáciles y rápidas de otras soluciones más costosas. Esto te ayudará a saber si puedes realizar la reforma de tu nueva vivienda por un precio asequible o si por lo contrario va a suponerte un gran desembolso de dinero.

Se consideran reformas fáciles la reparación de paredes, quitar tapizados o papel pintado, pintar paredes y techos, poner losas o suelos nuevos, reemplazar zócalos, renovar los elementos de iluminación, cambiar enchufes e interruptores, reparar o cambiar las puertas, los cambios en la decoración e incluso en algunos casos cambiar la cocina vieja por una nueva.

Por el contrario, las reformas se encarecen cuando se deben hacer reparaciones costosas como: reparar, remplazar o añadir sistemas de ventilación, reemplazar tuberías o cableado eléctrico, apuntalar techos, montar ventanas nuevas, reformar por completo baños o cocina muy antiguos, la ampliación de la vivienda con la construcción de espacios nuevos como un garaje o reparar tejados en mal estado.

Por último, comprueba que todo se ajusta a la legalidad antes de realizar la compra de cualquier tipo de vivienda. Te sorprendería la de veces que alguien ha realizado obras sin tener en cuenta alguna limitación u ordenanza local y ha tenido que tirar lo construido!

Si necesitas más información no dudes en ponerte en contacto con un especialista en reformas integrales como EGM Grupo para que te ayuden a resolver todas sus dudas.